Cultivar nubes

La siembra de nubes es una forma de manipular el clima, para producir nubes que produzcan lluvia, cuando al ser humano le haga falta. Para cultivar nubes se expulsan a la atmósfera sustancias químicas, que hacen de núcleos de condensación,  capaces de alterar los procesos microfísicos dentro de las nubes. La principal razón de utilizar este método  es la producción de lluvia, aunque también es común para evitar granizo y nieve en los aeropuertos.

Generación de lluvia

Generación de lluvia

Las sustancias químicas utilizadas para la siembre de lluvia son el yoduro de plata y dióxido de carbono congelado. En la actualidad se están ensayando procesos utilizando sal, lo que daría un proceso mucho mas barato. Lo primero que necesitamos para producir lluvia, es disponer de nubes con agua líquida sobreenfriada ( agua liquida con una temperatura inferior a cero grados). Esta agua sobreenfriada se transformara en precipitación al entrar en contacto con las sustancias químicas expulsadas, ya que estas se sobresaturan y alcanzan un tamaño lo suficientemente grande como para precipitar.

En latitudes medias lo que ocurre es diferente. En estas zonas la presión de vapor de equilibrio, es menor sobre el hielo que sobre el agua. En estas zonas es posible generar hielo a expensas de las gotas de agua sobreenfriada, dando lugar a nieve, esto se conoce como siembra estática. En las zonas tropicales, se utiliza el calor latente del ambiente para generar nubes mas densas y con mayor volumen de precipitación.

Métodos de dispersión desde avionetas o generadores terrestres.

Métodos de dispersión desde avionetas o generadores terrestres.

Los productos químicos son expulsados a la atmósfera mediante avionetas o por dispensadores situados en la superficie de la tierra. Cuando son expulsadas desde una avioneta, se encienden unas bengalas de yoduro de plata, que liberan de forma lenta este compuesto al medio. Cuando el método de expulsión es desde la tierra, se liberan pequeñas partículas dentro de cohetes que estallan al alcanzar cierta altura. Los cohetes se liberan en la dirección del viento y en forma ascendente, siguiendo las corrientes .

El problema de este método de generación de lluvia lo encontramos en los compuestos utilizados, ya que pueden ocasionar incapacidad temporal o daños residuales, tanto en humanos como animales, si la exposición es constante.  Por el contrario, algunos estudios medioambientales han demostrado que los daños ocasionados por las dosis utilizadas son nulos, ya que las dosis son 100 veces inferiores a las que se encuentran normalmente en una emisión industrial a la atmósfera.

Fotografías utilizadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s