Reciclaje de vidrio

El reciclaje del vidrio es el proceso por el cual el vidrio es tratado con algunos productos para volver a ser utilizado. Para la reutilización del vidrio una vez reciclado, el vidrio pasa por un proceso de  lavado de desechos o por una refundición y posterior modelado.

Ciclo de reciclaje del vidrio

Ciclo de reciclaje del vidrio

Proceso de reciclaje

Para el reciclaje de vidrio primero hay que separar las piezas de vidrio según su composición, en algunas plantas de reciclaje también es separado según su color, para facilitar los procesos posteriores. Las principales fuentes de vidrio en las plantas de reciclaje es el procedente de botellas, bombillas y cristalería. Al existir una gran cantidad de vidrios diferentes, es necesaria una separación previa por composición química. El Pyrex o cristal de borosilicato, es un material capaz de estropear toda una remesa de vidrio, ya que altera la viscosidad de todo el vidrio en el proceso de fundido, por esta razón este tipo de vidrio no debería ser depositado en los contenedores para vidrio común.

Una vez que el vidrio es separado por componentes o colores, lo primero que se hace es limpiarlo con productos químicos para eliminar grasa, arena o elementos de plástico y metal. Una vez limpio, el vidrio pasa por una serie de tamices y martillos que reducen la granulometría del vidrio, para convertirlo en partículas mucho más pequeñas. Después de esto se pasa por una cinta imantada que atrapara los restos metálicos. Los restos de vidrio que obtenemos tras estos procesos se llama Calcín, este producto es calentado a 1.600 grados junto con arena, caliza e hidroxilo de sodio, dando lugar a vidrio reciclado. El vidrio obtenido tendrá las mismas características que el fabricado por primera vez.

Ventajas del reciclaje

3152-_res_Normal.jpgEl vidrio tiene un porcentaje de reciclado del 100% y es posible reciclarlo infinidad de veces, por lo que es un material perfecto para ser utilizado como envases o productos de consumo. Otro gran uso del vidrio reciclado es su mezcla con los materiales para fabricar ladrillos, cerámicas y asfaltos, esto reduce el uso de otros materiales más contaminantes y de mayor coste.

El vidrio reciclado gasta un 26% menos de energía y se emiten a la atmosfera un 20% menos de gases contaminantes que el vidrio nuevo fabricado. La fabricación de vidrio reciclado contamina un 40% menos de agua que el vidrio nuevo. Una tonelada de vidrio reciclado reduce en 315 Kg la cantidad de Co2 emitido a la atmósfera.

A excepción de Grecia y Chipre, el resto de la Unión Europea recicla más del 20% del vidrio gastado. En España se recoge un 67% del vidrio comercializado, siendo el cuarto país de la Unión Europea.

Webs e imágenes consultadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s